sábado, 27 de septiembre de 2014

El Alquimista - Paulo Cohelo. Análisis de la obra

(2010, 07). Analisis, el alquimista de paulo cohelo. BuenasTareas.com. Recuperado 07, 2010, de http://www.buenastareas.com/ensayos/Analisis-El-Alquimista-De-Paulo-Cohelo/543894.html

Análisis extraído de la dirección de mas arriba. A solicitud de algunos alumnos que lo requerían.
INTRODUCCIÓN:
Un joven pastor de Andalucía llamado Santiago, al que le encanta viajar, leer y aprender de sus ovejas, soñó dos noches seguidas el mismo sueño. Esto le pareció tan extraño que decidió ir a una adivina para que le interpretara su sueño. Esta adivina le dice que tiene que ir en busca de su sueño, de su destino. Así le contó que debería llegar hasta las Pirámides de Egipto donde encontraría un tesoro. Santiago se siente frustrado por la respuesta de la gitana adivina, pero al hablar con un viejo (que resultó ser el rey de Salem) que le dio la misma respuesta que la adivina, y que además, este viejo conocía cosas de la vida del muchacho que sólo él conocía se sintió entusiasmado. Este viejo le regaló dos piedras, “Urim y Tumim”, y le dijo que las utilizara siempre que estuviera dudoso, pero que no dejara que las piedras decidieran por él, que él tomara sus propias decisiones. El viejo rey de Salem le dijo al muchacho que le diera algunas de sus ovejas a cambio de la información que él le había dado. El resto del rebaño lo vendió para conseguir dinero que le llevaría a África, en busca de su destino, de su leyenda personal.
DE QUE TRATA LA OBRA:
En Andalucía, un joven pastor paseaba por las llanuras contemplando la naturaleza. El muchacho se llamaba Santiago, había abandonado su casa y su pueblo para hacer lo que a él le gustaba, viajar.Para ello había comprado ovejas y ahora lo que hacia era viajar por los pastos de Andalucía. Un día normal, cuando se dirigía hacia un pueblo donde iba a esquilar sus ovejas, se quedo a dormir en una vieja iglesia abandonada. Allí tuvo por segunda vez un sueño, consistía en que un día un niño se acercaba a él y a sus ovejas y comenzaba a jugar con estas, seguidamente conducía a Santiago hasta las pirámides de Egipto, donde hallaba un tesoro.
Una vez en el pueblo, fue a contarle su sueño a una adivina, esta le dijo que debía viajar hasta Egipto para encontrar su tesoro, el muchacho no le creyó, pero la adivina tampoco le cobró, solo le dijo que si encontraba el tesoro le tendría que dar una décima parte. Cuando el muchacho estaba por el pueblo, se encontró a un anciano que decía ser un rey, este le explico al muchacho muchas cosas sobre su vida y sobre el destino de las personas, que debían realizar su Leyenda Personal. También le dijo lo de su tesoro y que debía ir a buscarlo para ver realizada su leyenda personal, finalmente el muchacho le creyó, y decidió vender sus ovejas para viajar hasta Egipto para encontrar su tesoro.
Cuando se encontraba en una ciudad del norte de Africa, y con el dinero, se decidió a buscar a alguien para que le llevase a las pirámides. En un bar conoció a un hombre al que confió su dinero y lo perdió todo, porque resultaba ser un ladrón. El muchacho desolado ycompletamente indignado decidió buscar dinero como sea para regresar a España con sus ovejas. Así se encontró con un vendedor de vidrio para el que trabajo, mejoró su negocio y consiguió el dinero para regresar a España y comprar ovejas, pero el muchacho lo que quería era ver realizada su leyenda personal, con lo cual se embarcó en una caravana que le llevaría hasta Egipto, más concretamente a un oasis. Durante su viaje conoce a un estudiante de alquimia ingles cuyo sueño es el de transformar metal en oro y aprende el lenguaje del desierto, el cual es el lenguaje del mundo, que se compone de señales. Durante su viaje esta expuesto a la guerra de clanes del desierto, con lo que viajan con el miedo.
Cuando llega al oasis ve que es un sitio maravilloso, y allí conoce a una chica llamada Fátima de la cual se enamora perdidamente. Un día decide dar una vuelta por el desierto, y pasea por los alrededores del oasis. De repente cuando se tumba para descansar, recibe una señal en forma del lenguaje del mundo: dos gavilanes enfrentándose, y seguidamente ve un ejercito. Esto se lo comunica al jefe del oasis. Seguidamente el jefe del oasis se prepara y efectivamente asaltan el oasis, para victoria de los locales. El jefe del oasis premia al muchacho por su hazaña y le da 50 monedas de oro.
Un día paseando por el oasis conoce a un alquimista, este le prueba para saber si en realidad conoce el lenguaje delmundo, y después de comprobarlo le cuenta que le ayudará a realizar su leyenda personal. El muchacho al principio dice que no debido a Fátima, a la cual no quiere dejar abandonada, pero recuerda una cosa que ella le dijo, que toda mujer del desierto debe esperar a su hombre hasta que vuelva. Es esto y las palabras del alquimista lo que le llevan en busca del tesoro, y por fin parten hacia el desierto.
Viajan por el desierto durante semanas, aguardando por un posible asalto de los de las guerras de clanes. Cuando pasan por un campamento, los hombres les paran y les acusan de llevar información a otros clanes. El alquimista les explica que solo están viajando para encontrar la Piedra Filosofal, y que el muchacho es un alquimista que puede transformarse en viento. Después de darle su oro el general del campamento accede a dejarle 3 días para que se transforme en viento. El tercer día el general y sus hombres se acercan al muchacho, que se encuentra en una montaña. Éste les explica que tardara un poquito en transformarse en viento, el general accede. Ahora el muchacho comienza a hablar con el desierto mediante el lenguaje del mundo, este le explica que no tiene poder suficiente para transformarle en viento y que tiene que hablar con el viento. Éste también le explica lo mismo y que tiene que hablar con el sol. El sol avergonzado de no poder transformarle, le dice que hable con la mano que lo escribiótodo, ahora el muchacho reflexionando llega a la conclusión de que ni el desierto, ni el viento, ni el sol sabían lo que era el amor, porque el amor no es estar parado como el desierto, ni recorrer el mundo como el viento, ni verlo todo desde lejos, como el sol. El amor es la fuerza que transforma y mejora el Alma del Mundo. Después de esto el muchacho comprendió todo y se sumergió en el Alma del Mundo y vio que el Alma del mundo era parte del Alma de Dios, y vio que el Alma de Dios era su propia alma. Y que podía, por lo tanto, realizar milagros. Por eso se convirtió en viento y el general le dejó marchar junto a su maestro.
Pronto llegaron a un monasterio en el que el alquimista le enseñó como se transformaba el metal en oro, después de dio un pedazo al monje, otro al muchacho, otro se lo quedó el y otro se lo dio al moje para que cuando el muchacho perdiera por tercera vez el dinero, que se lo diera. Seguidamente el alquimista le dijo al muchacho que de ahí en adelante debía seguir el solo, que solo le faltaban 3 horas.
El muchacho caminó tres horas por el desierto, hasta que finalmente llegó a las pirámides de Egipto, su sueño. Una vez allí empezó a cavar en busca de su tesoro. De repente vinieron unos hombres que le pegaron una paliza de muerte. El muchacho tendido en el suelo les contó su sueño y todo lo que había pasado. Un hombre sintió pena de el y antes de irse le contó que eltambién había tenido un sueño repetido, se encontraba en un iglesia abandonada y semiderruida de España y encontraba un tesoro, pero que el no era lo suficientemente tonto como para cruzar el desierto por un sueño repetido. Ahora el muchacho había encontrado su tesoro.
Con el último pedazo de oro que el alquimista le había dejado, volvió a España, al lugar donde el una vez había tenido ese sueño, comenzó a cavar y encontró el tesoro. Seguidamente pensó que debía darle una décima parte a la gitana como le había prometido, después podía volver con su amada, Fátima.
ENSEÑANZA O MORALEJA
A través del contacto con el medio externo e interno. Escuchando siempre los dictados de su corazón, Santiago adopta una conducta que le permite aprender de todo lo que le rodea, desde la cosa más simple a la más complicada. Santiago aprende a valorar cosas sencillas, a las que antes no daba apenas importancia, y que cuando meditas sobre ello, pueden ser lo más importante para ti. Hasta las cosas más simples pueden ser las más extraordinarias, sólo depende de cómo las valores en tu vida. Las cosas más simples pueden cambiar a las más complicadas en el tiempo máximo de un segundo, antes de que las personas puedan acostumbrarse a ellas. Santiago, además pensaba que los libros eran como las caravanas: que dan muchas vueltas pero siempre mantienen un mismo rumbo, al igual que todas las cosas tienen un alma, ya sea éstamineral, material, animal o vegetal o un simple pensamiento. Decía que lo mejor era aprender del desierto, ya que era más viejo, había visto y vivido más cosas y por lo tanto era más sabio. Todas las señales en esta vida te enseñan algo, y sólo tú puedes aprender si tu quieres, las cosas no enseñan nada, sino que las personas aprenden de ellas.
PERSONAJES PRINCIPALES Y SECUNDARIOS
Principales:
Santiago: El protagonista de la historia, es un muchacho adolescente el cual siempre se ha dejado llevar por sus instintos. Persigue su leyenda personal y finalmente la consigue. También consigue hablar el lenguaje del mundo y comunicarse con el.
Alquimista: Es el maestro del muchacho y sabe a la perfección la ciencia de la alquimia. Le guía por todos los caminos y le ayuda a alcanzar su leyenda personal. Es muy sabio y extremadamente inteligente.
Rey de Salem: Viejo que inicia a Santiago en su leyenda personal y le hace creer en los sueños. Inteligente y sabio.
Secundarios:
Dueño de la tienda de vidrio: Hombre que ayuda al muchacho a ganar dinero para volver a su tierra después de su “coscorrón”. Es un hombre que sabe cual es su leyenda personal, pero que nunca la quiso hacer por una serie de circunstancias.
Estudiante de alquimia: Joven estudiante inglés. Conoce al muchacho en el viaje por el desierto. Sabe mucho de libros etc, pero no sabe nada del lenguaje del mundo.
Fátima:Joven musulmana. Es una mujer del desierto que se enamora de Santiago. Ella dice que le esperará hasta que vuelva del desierto de realizar su leyenda personal, porque ella ya la ha cumplido, y era él.CONCLUSION
El tema de este libro es muy interesante, sobre todo porque es un tema nuevo para la superación personal.
Está basado en el lenguaje simbólico de la alquimia, la necesidad deescuchar a tu corazón, el lenguaje de los símbolos, la relación entre todas las cosas del Universo y la Leyenda Personal.
Al avanzar la obra, van apareciendo los personajes. En el comienzo se describe a un pastor llamado Santiago, este personaje es muy interesante, porque a pesar de los problemas que se fueron presentando, sacó fuerzas con tal de cumplir con su leyenda personal, para lo que había nacido.Otro personaje importante es el Rey de Salem, porque denota mucha en si mismo y de lo que predicaba, lo que ayudó al pastor a seguir adelante y a entender las señales del mundo.
Otro personaje importante es el Mercader de Cristales. Es un hombre que sabe cual es su leyenda personal, pero que nunca la quiso hacer por una serie de circunstancias. Durante su viaje al desierto aparecieron muchas personas más, como el Inglés, que lo introdujo al tema de la alquimia. Sin este personaje, el pastor quizá no se hubiese interesado en ese tema y nunca hubiese llegado a cumplir su leyenda. El Ingles sabe mucho de libros pero no sabe nada del lenguaje del mundo.
Los dos más importantes son: Fátima, el amor de Santiago, la casi responsable de que Santiago no llegase al final de su Leyenda ya que no la quería dejar, el segundo personaje es el Alquimista cuyo rol es más importante, ya que le enseñó al pastor a escuchar su corazón, a entender el lenguaje del mundo, y a entender lo que era el amor.

domingo, 21 de septiembre de 2014

Aún no logro amar a mi patria !

Por la mañana me desperté, como es costumbre puse un playlist de música para iniciar un buen domingo, mientras jugaba con mi hijo comienza a sonar en la tablet una clase de literatura de octubre del 2011 en la Universidad Austral, en la lluviosa ciudad de Valdivia. Recordé que presencié esa misma clase dos años después. No dejaba de ser interesante que el profesor repitiera lo mismo, me imagino se sabía de memoria la materia, pero, incluso, las observaciones apartes de la clase, eran iguales. En fin, me quedé pensando en el sujeto en la literatura, lo desacreditada que es la visión subjetiva de una persona y otros temas que aburrirían a cualquier persona. Finalizó la clase y, como mencioné recién, el profesor recomendó a leer a Emilio Pacheco, poeta mexicano. Por arte de magia me levanté de la cama en dirección al librero y tome una antología de Pacheco, abrí el libro en cualquier página, solo quería deleitarme con alguno de sus poemas. Todo conspiró, me vi leyendo el poema "Alta traición", éste reflejaba todo lo que por estos días pensaba. Septiembre en Chile, mes
totalmente controversial y casi paradójico, el 11 conmemoramos los 41 años del golpe de estado, y el 19 las glorias del ejercito. El 18 se conmemora la primera junta nacional de gobierno, y como dije alguna vez por ahí, la mayoría de las personas, incluso los soldados del ejercito, creen que se celebra la independencia de Chile. Situaciones que me dan un poco de pena. Pero lo que en realidad me cuestionaba era aquello de las glorias del ejercito, ¿de qué "glorias" hablamos?

"No amo mi patria, su fulgor abstracto es inasible", dice Pacheco, y claro, solo me contento con el lugar que me arraiga, con una que otra persona, con algunos recuerdos (aunque estos los llevo conmigo donde quiera que vaya) no me representa el concepto de patria que se transmite, ese que suele estar cerca del patriotismo, el que ha inventado la historiografía. Que acaso solo debemos recordar a Prat y al padre de la patria O'higgins.
Durante las tardes hago clases a los jóvenes que estàn haciendo el servicio militar y en reiteradas ocasiones les he preguntado, arriesgando incluso alguna amonestación, saben algo de la Escuela Santa María, de San Gregorio, de Marusia, de Ranquil, de Forrahue. Ahí radica mi malestar, y donde Emilio Pacheco logró retratar mi pesar de este mes, en realidad mi pesar de hace algunos años atrás, un ejercito que siempre ha estado a disposición de la clase dominante, un ejercito que no conoce más glorias que las que ha enfrentado con su mismo pueblo, una patria que se ha construido desde la aristocracia en 1810, que apoyaron la caída del presidente Balmaceda, el golpe de estado y que aún siguen pacificando la Araucanía. Creo que desde hace mucho tiempo que ya es hora de que los profesores nos hagamos cargo y como dijo Nicanor, dejemos de jugar a poner notitas...
Puedo parecer un poco negativo, pero hoy inicia la primavera y está lloviendo... y aún no logro amar a mi patria!

            

jueves, 11 de septiembre de 2014

La historia es nuestra y la hacen los pueblos !!

Una nueva conmemoración del 11 de septiembre, ya han pasado 41 años desde aquel día que comenzó con un cierto ambiente que hacía prever un final trágico. La historia ya todos la conocen, algunos la vivieron, otros la leyeron, a otros se la contaron y hay quienes algo saben por la información de la televisión. El asunto es que todos comentamos, emitimos nuestras opiniones, nuestros juicios, con o sin fundamentos. Nos aferramos  la imagen de Allende, o de Pinochet, nos atrincheramos con nuestro cargamento de ideas, según nosotros irrefutables. Pero tranquilos, ya el doce, muchos vuelven a saludarse, y ya nos olvidamos que pasó un once de septiembre y buscamos qué otra “efeméride” celebrar, si es la muerte de Robin Williams, la de Cerati o los cien años de Nicanor Parra, pero lo más evidente es que comenzamos con la “previa” del 18 de septiembre, que, a todo esto, ni siquiera en el ejército de Chile, sabe en realidad que se conmemora el 18, siendo que ellos desfilan por la patria. Todo esto me llevó a pensar en el compromiso de los activistas de las
redes sociales, y por otra parte de aquellos soldados, que también piensan que el 11 de septiembre es el día del joven combatiente. ¿A qué se debe tanta desinformación?, ¿tanta moda por figurar? Entonces me pregunto, ¿Por qué no comenzamos a actuar, por ver el sueño cumplido, somos participes de una sociedad dividida, pero no se puede pedir que todos se reconcilien cuando, por un lado hay madres que nunca han podido enterrar a sus hijos, quizás la idea no debe apuntar a un “borrón y cuenta nueva”. Qué tal si apuntamos a generar conciencia crítica y difundir información, apagar la televisión sensacionalista y revisar algún diario o ver un documental.

Por la mañana, me puse una camisa negra, quería simbolizar el luto por aquellos que murieron no solo el año 73, sino durante todos los años de dictadura, la reflexión fue durante todo el día, “la historia es nuestra y la hacen los pueblos” pero cabe preguntarse nuevamente, nosotros, el pueblo, estamos haciendo la historia por la que muchos cayeron, estamos generando conciencia más allá de la moda de las redes sociales, donde hoy lamentamos el golpe de estado y mañana celebramos las glorias del ejército, estamos siendo consecuentes, o la sociedad ya nos volvió burgueses. Por último, ¿estamos cumpliendo el sueño allendista? O, finalmente, estamos haciendo todo lo contrario, criticando a los encapuchados como todos los años y sin poder ver el tema de fondo.

Lo evidente en esta pequeña y simple reflexión, es que, se me hace imposible escribir desde el otro lado de la trinchera, ni tampoco creo que sea necesario. 

sábado, 23 de noviembre de 2013

El texto literario como discurso intercultural en la novela “Cherrufe” de Ruth Millaguir.


La cultura hispanoamericana, desde sus inicios, es intercultural. El proceso que comenzó con el descubrimiento, conquista y colonización, permitió la mezcla de elementos, tanto indígenas, como europeos. El contacto de dos sociedades. La aceptación del “otro”. Son las principales características que dan inicio a una sociedad intercultural. Ahora bien, la interculturalidad puede ser vista desde distintos puntos. Para este análisis, donde tomaremos como objeto de estudio la novela “Cherrufe”, hay que pensarla como una sociedad que posee un terreno propio, el cual, a su vez, es invadido por una sociedad más poderosa, conformando así, una sociedad global. Es importante señalar también, que existen dos clases de interculturalidad. Así se establece en un artículo publicado en la revista Chilena de literatura, donde se hace la distinción entre: “la sociocultural y la textual” (Carrasco 2005). Por lo tanto, es preciso ir demarcando la línea de investigación, para poder realizar el análisis que a continuación propondremos. La interculturalidad que en este trabajo se estudiará, será la textual. Ésta se refiere a la comunicación entre personas y grupos mediante discursos o textos de distinta condición étnica y cultural. Se manifiesta a través de la oralidad y la escritura.
Para el presente análisis, abordaremos el concepto de interculturalidad y cómo éste ha ido incursionando en distintas expresiones artísticas en chile, hasta llegar a la literatura. Ahora bien, nuestro objeto de estudio es una novela publicada en el año 2008 por Ruth Fuentealba Millaguir. Pero para poder establecer un nexo entre un género literario y el concepto interculturalidad, es necesario señalar a qué se refiere el concepto.  

La hipótesis que se propone en este trabajo es que en la novela “Cherrufe, La Bola de Fuego” (novela mapuche), de Ruth Fuentealba  Millaguir, existiría un discurso intercultural que se fundamentaría y abarcaría distintos aspectos. Dichos aspectos tienen relación con el discurso literario, las estrategias lingüísticas, las creencias del pueblo mapuche y haciendo algunos alcances con la memoria histórica, donde se toca el tema de la “otredad” a modo de reivindicación de la etnia.
Dentro de la literatura etnocultural, la representación artística que más se ha desarrollado ha sido la poesía. En contraparte, la narrativa recién ve sus primeras luces con el texto escrito por Ruth Fuentealba, “Cherrufe” (2008), el que se inscribe como discurso literario y en el que, además, creemos existe un discurso intercultural que se propone ciertos objetivos valiéndose de estrategias que dilucidaremos a continuación.  En primer lugar, la novela como género literario narrativo, es de origen europeo. Esto nos presenta un texto en esencia intercultural, donde la autora asume y se apropia de un discurso literario que se vuelve heterogéneo al autodenominarla “novela mapuche”. La escritora, considerada por la crítica periodística como la primera mujer de origen mapuche en escribir una novela, relata en una entrevista, que las historias de sus originarios se transmiten vía oral y familiar; pero que, en este caso, ella quiso dejarle el legado a su hija a través de una novela. Esto nos hace pensar en “otro elemento fundamental que es la identidad intercultural” (Carrasco 2008). La escritora reconoce el carácter intercultural en la sociedad que está inserta, donde convergen y se mezclan elementos de la cultura mapuche y chilena. Dando paso al discurso literario intercultural que busca preservar ambas culturas en pos de la aceptación del “otro”.
Elicura Chihualiaf, en su recado confidencial a los chilenos, expresa que éstos deben aceptar que chile es un país pluricultural, que ellos tienen una cultura distinta de la chilena, y que es legítimo que los mapuches sigan siendo tal cual son. Seguir existiendo como pueblo. Que siga su idioma, que siga existiendo Lonko y Machi. Recuperar sus derechos como pueblo, “queremos ser nosotros los que diseñemos y controlemos nuestro proyecto de vida (...) Entonces para eso debe existir el espíritu, la voluntad, la claridad de ponernos a conversar con respeto para establecer una alianza con los que aspiran a una sociedad mejor, a una sociedad más justa en este país" (1999: 170)
            Otra característica presente en la novela “Cherrufe”, y que es propia del texto etnocultural, está relacionada con las estrategias lingüísticas utilizadas por la escritora. Existe un bilingüismo que mezcla la lengua mapudungun con el español. La inclusión de conceptos en lengua mapuche, no es azarosa. El título de la novela está escrito, traducido y además se hace una aclaración entre paréntesis. Decir “Cherrufe” es equivalente a decir “La Bola de Fuego”, pero la escritora, además, aclara que estamos frente a una “Novela Mapuche”. Como expresara Chihuailaf: “Queremos que siga nuestro idioma” (1999). Millaguir, implícitamente, a través de la novela entrega el mismo recado. Si bien, ella declara que la novela la escribió para que su hija conociera la historia de sus antepasados, a su vez, el carácter de discurso literario nos dice que, además de su hija, quiere que todos (los chilenos) quienes que lean la novela conozcan su historia. Es por ello, que el “collage lingüístico” presente en la novela se encuentra cuidadosamente elaborado. El epígrafe, la dedicatoria y la presentación, se encuentran escritas, en su totalidad, en español. El prólogo presenta algunas palabras y conceptos en mapudungun las que tienen su traducción al español al terminar el prólogo. Ya en el desarrollo de la novela, algunos capítulos tienen el título en mapudungun. En la narración son escasas las palabras que no están en español, y las que no lo están son aquellas que se encuentran presentes en el imaginario colectivo, me refiero a: winka, Gnechén, panguipulli, peñi, por nombrar algunas. Aun así al final de la novela, en el epílogo, se presenta otro breve vocabulario que aclaran el significado de aquellas palabras que, eventualmente, se desconozcan. O por otra parte, será el narrador, a lo largo del mismo texto, quien (in)directamente aclare el significado de ciertas palabras escritas en mapudungun:

“-¿Qué es Mapu papi? – pregunté extrañada por no saber.”
-Mapu hija, es la tierra, es nuestro territorio, que debemos cuidar y respetar” (82)

Esta estrategia lingüística utilizada en la novela, reafirma la interacción de dos sociedades distintas...

                                                 Cristian Vidal

domingo, 11 de agosto de 2013

Hayden White. 2003. El texto histórico como artefacto literario y otros escritos. Barcelona: Paidós (Cristian Vidal)


El libro de Hayden White titulado el texto histórico como artefacto literario y otros escritos, se encuentra divido en cinco artículos representativos de sus estudios teóricos y un prólogo en el que responde a algunas de las críticas que frecuentemente se le han hecho. El autor se concentra en un aspecto, que es el uso del texto histórico como recurso literario donde pretende analizar la relación y cruce de estas dos disciplinas: Historia y literatura.


White es un filósofo e historiador estadounidense que manifiesta un demarcado rechazo en la distinción que se hace entre relato histórico y relato de ficción. Este estudio, específicamente, es una versión revisada de una conferencia de literatura comparada impartida en un coloquio en la Universidad de Yale en el año 1974, en palabras del mismo autor “se ha tratado de dar forma a algunos de los temas que originalmente se discutieron en artículos anteriores”. 


El estudio se inicia planteando que, un relato histórico comparte estructura con un relato de ficción, si se quiere escribir un hecho histórico el historiador debe ordenar los acontecimientos y darle un hilo conductor a dicha historia de manera que no sean ideas azarosas que poco entenderá la persona que lea el texto, avanzando en el estudio nos encontramos con la primera problemática que plantea White donde indica que una de las características de un buen historiador profesional, es la “coherencia con la cual recuerda a sus lectores la naturaleza puramente provisional de sus caracterizaciones de los acontecimientos, los agentes y las agencias encontrados en el siempre incompleto registro histórico.” Según lo expuesto por el autor se infiere que el texto histórico se va acercando al texto literario en cuanto el historiador debe saber completar esos vacios en la historia “inventando” y rellenando aquellos espacios, es lo que actualmente se llama verdad histórica, por ende el autor le otorgarían una carga ficcional al relato histórico cuya forma tendría demasiados puntos en común con su “homologa” la literatura. White asume que esta relación que propone entre historia y ficción no es bien vista por muchos historiadores y mucho menos por críticos literarios para quienes cuya concepción de la literatura presupone una oposición radical entre historia y ficción o entre hecho y fantasía.


Siguiendo con la idea anterior White profundiza en este relato histórico que asocia como relato ficcional similar al literario, otorgándole un significado al texto histórico como la construcción de relatos a partir de, meras crónicas; y los relatos, a su vez, son construidos a partir de crónicas por medio de una operación que en otra parte ha llamado «tramado». Este concepto de tramado que propone el autor, se trata, según su definición: “simplemente de la codificación de los hechos contenidos en las crónicas como componentes de tipos específicos de estructuras de trama”. Así apoyándose del difunto R. G. Collingwood, quien insistía en que el historiador es sobre todo un narrador, White nos presenta una serie de ejemplos que validan su percepción de que el texto histórico se acerca al texto literario casi sin distinción y difuminándose en sus contornos. Así dos historiadores pueden escribir historias totalmente diferentes sobre un mismo hecho histórico, los dos manejan la misma información pero cada uno completará este relato y además le dará un sentido trágico o cómico según sea su percepción del acontecimiento y también la intención personal; Por ende el autor atribuye un sentido neutral al hecho histórico atribuyéndole al historiador el mismo lugar que un narrador en la novela.


Avanzando ya a la segunda parte del capítulo en que se basa esta reseña, Hayden White profundiza en la disciplina que a su parecer se relaciona con la historia, esta es la literatura, si bien no logra hacer un estudio que tome todos los aspectos de la literatura, como si lo hizo con el texto histórico, nos da una visión general de cómo el texto histórico es usado como recurso literario específicamente se refiere a la narrativa histórica que en la actualidad ya se encuentra clasificada en novela histórica y nueva novela histórica. 


El autor ve a la narrativa histórica como una metáfora extendida asegurando que ésta no reproduce los acontecimientos que describe; nos dice en qué dirección pensar acerca de los acontecimientos y carga nuestro pensamiento sobre los acontecimientos de diferentes valencias emocionales. Esta afirmación sobre la narrativa histórica, evidentemente, es una mirada un poco superficial de lo que sería el texto literario, pero para la idea que pretende demostrar White en el libro estaría acertada considerando al texto literario como un “artefacto” a disposición de la historia o como complemento histórico. 


Ya en la parte final del texto, se hace una revisión de las ideas planteadas tanto del texto histórico que comprendemos, tiene atributos ficcionales y del texto literario donde no se hace mayor desglose que el necesario para validar el estudio de Hayden White, en las hojas finales se hace una crítica constructiva al rechazo que harán los historiadores sobre esta idea de mezclar las dos disciplina, donde si bien es evidente que la literatura y su carácter ficcional, toma en reiteradas ocasiones el texto historiográfico como referencia para crear un relato, los historiadores no aceptan que el texto historiográfico sea una creación literaria, en palabras de White; Todo esto resulta muy esquemático, y sé que esta insistencia en los elementos ficcionales presentes en todas las narrativas históricas seguramente despierta la ira de los historiadores, quienes creen que están haciendo algo fundamentalmente diferente a lo que hace el novelista, en virtud del hecho de que están tratando con acontecimientos «reales», mientras que el novelista trata con acontecimientos «imaginados». (P. 117) En los dos casos propone White, el historiador carece de una totalidad de acontecimientos reales lo que le exige completar su relato recurriendo a la ficción donde, además, deberá recurrir a la estructura narrativa para este relato histórico, por otea parte la literatura toma estos acontecimientos históricos y los ficcionaliza.





Este texto pone en discusión un tema al cual no se le había dado mucha cabida desde el punto de vista histórico, por lo cual es necesario destacar el aporte que el autor hace al poner en discusión la relación que tendrían dos disciplinas, sabiendo el rechazo que provoca para los críticos literarios la idea de que el relato histórico posea una carga literaria o por el otro lado que los historiadores no acepten que los textos históricos se valgan de los principios literarios para su escritura; Es esto lo valioso e interesante de este libro donde incluso el propio White en su calidad de historiador es capaz de detectar que “la historia es una disciplina en mal estado hoy en día” y que al volver a poner en contacto a la historiografía con sus fundamentos literarios asegura que “no deberíamos estar poniéndonos en guardia contra distorsiones meramente ideológicas; deberíamos estar en el camino de alcanzar esa «teoría» de la historia sin la que ésta no puede en absoluto pretender ser una «disciplina»”.

miércoles, 31 de julio de 2013

El día más Feliz


                                                               Relato de la primera campaña en el regimiento

                Era una tarde normal en el sector de Puyehue, cerca de la ciudad de Osorno. Se encontraba la primera sección de la compañía de construcción que estaba en periodo de instrucción. Cuando volvíamos de ésta, se le ordenó a la sección cantar un himno el cual no sabíamos bien, al ver eso mi cabo a cargo procedió a realizar una pequeña dinamización para que los soldados cantaran bien el himno pero aún así esto no
ocurrió, justo en ese momento llegó mi teniente el cual procedió a realizar unos agradables "punta y codo", unas pocas flexiones de brazo y algunas poli-chilenas. En el momento de volver a realizar esos agradables punta y codo un soldados al no poder continuar por el agotamiento azotó su cabeza contra el suelo, mi teniente al verlo cubierto de sangre y con una herida en la cabeza detuvo la dinamización.
Toda la cuadrilla agradeció gesto de el soldado y para mí fue el día y momento más feliz que pasé en el regimiento

                               SLC: Daniel Videla Venegas
                             Compañía de Construcción

                             Regimiento Reforzado N°9

domingo, 23 de junio de 2013

Máscaras

Tal cual fuera una película, todos sentados alrededor de la mesa, conversaciones cruzadas, risas a carcajadas y yo haciendo una toma panorámica como si me encontrara viendo la escena desde diez metros sobre sus cabezas. Los recuerdos comenzaron a apoderarse de mí, la infancia no había sido fácil, pero este día se encontraba toda la familia almorzando y despidiendo a mi hermana que se iba a Córdoba. Si mal no recuerdo  hace más de seis años que la familia se había desarmado, muchos eran culpables los demás eran víctimas y hoy en un gran paso tratamos de comenzar de nuevo, estábamos más maduros, quizás por fin podríamos ser una familia normal, o esa era la impresión que le quedaría a cualquiera que entrara al ver a todos en la mesa reunidos. Creo que fui el único que me di cuenta de las máscaras; mi padre, mi mamá mis tres hermanas todos llevaban máscaras yo no hablaba nada, solo estaba permitido integrarse a la alegre conversación si portabas esta máscara, ya finalizando la comida hubo un momento de silencio y me percate de algo: El segundo preciso en que todos mostraron su verdadero rostro a través del silencio.